ECLAIRS DE CHOCOLATE

La pasta choux es una masa que al meterla en el horno se infla.

Se puede hacer redonda, alargada, individual o formar una corona…, para rellenarla con nata, crema pastelera o diferentes rellenos dulces o salados.

Cuando se hace alargada en algunos lugares se les llama relámpagos, si se hacen redondos y rellenos de nata son profiteroles, petit choux o lionesas;  fritos, son buñuelos…

Lo importante al hacer la masa, es echar la harina de golpe  y remover sobre el fuego bajo, hasta que la masa forme una bola y esta se despegue de las paredes de la cacerola. En ese momento se retira del fuego, se deja enfriar ligeramente y se pone en el robot de cocina, se agrega un huevo, se bate y no se agrega el siguiente hasta que la masa no haya absorbido el primero. Debe de quedar una masa espesa y elástica.

Os propongo esta deliciosa receta de eclairs de chocolate, que espero que os guste y os animéis ha hacerla este fin de semana en casa!

Preparación: 30 min.

Cocción: 45 min.

Dificultad: media

 

Imagen 1232

Eclair de chocolate-Cocinar con Milagros Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: Milagros Balta Copyright: Revista MIA

Ingredientes:

Para la masa de los eclairs:

2 dl. de agua

100 gr. de mantequilla

una pizca de sal

2 cucharaditas de azúcar

125 gr. de harina

1 ½ cucharada de cacao en polvo

4 huevos

Para la crema de chocolate:

2 dl. de nata

350 gr. de chocolate con leche

1 cucharada de mantequilla sin sal

Almendras en láminas para decorar

 

Preparación de los eclairs:

Precalentar el horno a 250º.

En una olla de fondo grueso, poner el agua con la mantequilla, la sal y el azúcar, calentar hasta que hierva.

Tamizar la harina con el cacao en polvo.

Retirar del fuego y agregar la harina y el cacao, de golpe, mezclar bien y volver a poner sobre el fuego, remover hasta que la mezcla forme una bola y se despegue de la olla.

Pasar la masa al tazón de la batidora eléctrica o un robot de cocina y dejar que enfríe un poco.

Batir la masa a velocidad media y agregar los huevos uno por uno, batiendo bien después de cada adición.

La masa debe quedar suave y elástica.

Colocar la masa en una manga pastelera con boquilla lisa.

Formar los “eclairs” alargados sobre una placa de horno forrada con papel vegetal o silpat.

Cocer en el horno, 15 minutos hasta que inflen, reducir la temperatura a 180º y hornear 15 minutos mas hasta que estén doraditos y firmes al tacto.

 

Preparación de la crema de relleno:

Calentar la nata hasta que hierva, retirar del fuego y agregar el chocolate rallado  o troceado, mezclar para que se derrita con el calor de la nata.

Refrigerar.

Cuando la mezcla este dura, batir en la batidora eléctrica y añadir la mantequilla.

 

Montaje:

Abrir en dos los eclairs, fríos.

Con una manga pastelera, rellenarlos con la crema de chocolate.

Cubrirlos con un baño de chocolate hecho con 85 gr. de chocolate negro, derretido.

Decorar con las almendras en láminas.

Tulipas de brick con espinacas y huevo escalfado

Esta versión diferente de “Huevos Benedictine”, es fácil y siempre tiene éxito!

La siempre versátil pasta brick, se utiliza en este caso para dar forma a las tulipas, para eso lo mejor es disponer de unos moldes de flan y cortar las capas de pasta en círculos lo suficientemente grandes como para que se pueda forrar con ellos los moldes.

Las tulipas quedan crujientes y doradas.

Hechas de esta forma, se pueden rellenar del cualquier cosa, en este caso os propongo esta receta que espero que os guste! 

 

TULIPAS DE BRICK CON ESPINACAS Y HUEVO ESCALFADO

Para 4 personas

Preparación: 15′

Cocción: 20′

Dificultad: media

Imagen 4320

Tulipa de brick con espinacas y huevo escalfado-Cocinar con Milagros Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: Milagros Balta Copyright: Revista MIA

Ingredientes:

4 láminas de pasta brick

1 bolsa de espinacas congeladas o espinacas frescas, tiernas

4 huevos

3 yemas

250 gr. de mantequilla

2 c.s. de zumo de limón

Sal y pimienta

Preparación:

1.

Cortar 4 círculos de pasta brick de 20 cms. de diámetro, cada uno.

Derretir la mantequilla, pintar las capas de masa con la mantequilla derretida e irlas apilando de 4 en cuatro.

Forrar 4 moldes  de flan con la masa preparada.

Meterlos en el horno precalentado a 180º., hasta que se doren.

Sacar de los moldes y reservar.

2.

Rehogar las espinacas en un poco de aceite con 1 diente de ajo, picado.

Reservar.

3.

En la sartén mágica escalfar 4 huevos.

4.

Preparar la salsa holandesa:

Separar 2 yemas de las claras,, ponerlas en un cazo esférico sobre el baño de maría, con el fuego apagado y agregar , 2 cucharadas soperas de zumo de limón un poco de sal y un poco de pimienta blanca recién molida.

Aparte, derretir la mantequilla e irla agregando poco a poco a las yemas, sin dejar de batir, hasta conseguir una especie de mayonesa de mantequilla.

5.

Disponer una tulipa en cada plato, rellenar con un parte de las espinacas rehogadas y colocar sobre éstas un huevo escalfado, bañar con salsa holandesa y servir.

Se puede cubrir con unas tiras de salmón ahumado, una cucharadita de caviar de mújol, taquitos de jamon

Si no dispones de sartén mágica, puedes escalfar los huevos de la manera tradicional o también lo puedes hacer poniendo los huevos de uno en uno en un trozo de plástico de cocina, previamente untado con aceite, cerrar retorciendo las puntas y atando y escalfar en agua hirviendo suavemente, durante 3 minutos.

Abrir los paquetitos de sacar los huevos escalfados.

 

 

Rollitos de acelgas con queso

…mas pequeños, de aperitivo; individuales como entrante, redondos como si fuera una empanadilla, extendiendo la masa en un molde, como una tarta salada…

Una receta y muchas posibilidades !

Puedes perfectamente cambiar las acelgas por espinacas e incluso utilizar espinacas de las que vienen congeladas listas para rehogar, ni siquiera es necesario hervirlas previamente…

Práctica y fácil, esta receta para empezar la semana!

ROLLITOS DE ACELGAS CON QUESO

Preparación: 20 min.

Cocción: 30 min.

Dificultad: fácil

 

Imagen 1727

Rollitos de acelgas con queso-Cocinar con Milagros Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: Milagros Balta Copyright: Revista MIA

Ingredientes:

1 lámina de hojaldre

450 gr. de queso de Burgos

2 huevos

1 manojo de acelgas tiernas

2 dientes de ajo

Pimentón dulce

Aceite de oliva

Sal

Preparación:

Lavar las acelgas, también se puede hacer con hojas tiernas de espinacas, cortar las hojas finamente.

Cocerlas en abundante agua con sal durante 7 minutos.

Escurrirlas y refrescarlas bajo el chorro de agua fría.

Desmenuzar el queso con un tenedor.

Batir un huevo y mezclarlo con el queso hasta formar una crema.

Pelar los ajos y picarlos. Dorarlos en una sartén con un poco de aceite, agregar las acelgas y rehogarlas unos minutos, sazonar con un poco de pimentón y mezclamos.

Mezclar las acelgas rehogadas a la mezcla de queso y huevo, reservar.

Extender el hojaldre sobre un paño y cortarlo en  6 rectángulos y cubrimos con el relleno.

Enrollamos y pincelamos con el otro huevo batido, los colocamos en la bandeja del horno forrada con papel vegetal y cocemos en el horno durante 30 minutos a 180º o hasta que estén dorados.

Se pueden acompañar con una salsa de tomate.

Alubias de Tolosa con sushi de morcilla y berza

Días de frío y de platos calientes…

Esta receta es una vuelta de tuerca del plato tradicional de alubias de Tolosa, que siempre se sirve con la berza y la morcilla aparte.

Pero en vista del auge de la cocina japonesa, me he decido ha hacer un “sushi” con la berza y rellenarlo con la morcilla. Queda muy vistoso y respeta los ingredientes de la receta original.

Este verano serví este plato frío, hice un puré de alubias y lo dejé enfriar, como si de un gazpacho o crema fría se tratara; y lo serví con el sushi de morcilla y espolvoreado con un poco de pimentón de la Vera, que le aportó ese delicioso toque ahumado. Gustó mucho y es una forma de tomar legumbres también en la época estival.

A mis amig@s y lector@s del otro lado del charco, donde ahora están en verano, lo recomiendo en su versión fría.

Las alubias de Tolosa se pueden reemplazar por frijoles negros y la berza, por col rizada. Espero que os guste y que os animéis a prepararlo este fin de semana!.

…y no olvidéis de tener unas piparras picantes cerca…!, para los mas atrevidos… Un mordisco de piparra y una cucharada de alubias, al mas puro estilo vasco! 

 

ALUBIAS DE TOLOSA CON SUSHI DE MORCILLA Y BERZA

Preparación: 40 min.

Cocción: 2 horas

Dificultad: media

Imagen 098

Crema de alubias con sushi de morcilla-Cocinar con Milagros Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: milagros Balta Copyright: Revista MIA

Ingredientes:

550 gr. de alubias

1 dl. de aceite

1 cebolla

1 puerro

1 zanahoria

1 pimiento verde

1 tomate maduro

2 dientes de ajo

sal

Para el sushi de berza y morcilla:

1 berza (col rizada)

1 morcilla grande o 2 pequeñas

Preparación:

Se ponen las alubias en una cazuela solo con agua y se dejan que hiervan ( las alubias deben ser del año), si no lo son, se ponen en remojo 12 horas antes de cocerlas.

Se deja a fuego bajo, para que vayan hinchando.

Cuando se haya consumido el agua hasta el punto que queden al descubierto, se vuelven a mojar con agua fría, para “espantarlas” y se deja que vuelvan a hervir de nuevo hasta que queden casi secas, se agrega otra vez agua hasta cubrirlas y el decilitro de aceite, la cebolla, el puerro, la zanahoria, el pimiento verde, el tomate maduro y los dientes de ajo.

Se cuece suavemente, removiendo ligeramente con cuchara de madera para no romper  las alubias.

Cuando transcurridas 2 horas a fuego muy suave se vea que están perfectamente cocidas y enteras, se pasan con cuidado al vaso de la batidora, la cebolla, el puerro, la zanahoria, el ajo, el pimiento, el tomate y dos cacitos de alubias

Se fríe un poco de ajo en un chorrito de aceite y se vierte también en el vaso de la batidora, se tritura todo y se cuela sobre la cazuela de alubias.

Se da un último hervor y se rectifica de sal.

Aparte, cocer las hojas de berza hasta que estén tiernas.

Cocer la morcilla y quitarle la tripa.

Extender las hojas de berza sobre papel absorbente, retirar la parte mas dura y formar un rectángulo con las hojas de berza, disponer encima la morcilla y envolverla con la berza, cerrar por completo y cubrir apretando con plástico de cocina, dejar en la refrigeradora hasta el día siguiente o esto hacerlo el día anterior.

Calentar las alubias y  meter el “sushi de morcilla y berza” dentro, para que se caliente también. Retirar el plástico al “sushi”, cortarlo en rodajas disponerlos sobre las alubias y servir.

También se pueden triturar las alubias hasta conseguir una crema y servir con el sushi de berza y morcilla, com en la foto y acompañar con unas piparras o guindillas.

Ossobuco

El ossobuco, es un plato de origen milanés y es la parte del jarrete de la ternera cortado longitudinalmente en rodajas de unos 3 cms. con el hueso en el medio; lo que explica su nombre en italiano oss0 buco, hueso con hueco…

A mi me encanta el tuétano y lo como al final, como si de un bombón se tratara, sobre un poco de pan y espolvoreado con sal! 

El ossobuco  es un guiso de cocción lenta, la carne se debe desprender del hueso y quedar muy, muy tierna y jugosa.

Generalmente se acompaña con un risotto, a mi me encanta con un risotto al azafrán o con pasta al huevo.

Como en todas mis recetas, no intento ser muy “ortodoxa”, ni fiel a la original, simplemente es mi versión, mi forma de prepararla y eso es lo que comparto con vosotras.

He descubierto la olla de cocción lenta ¡me encanta para este tipo de guisos!

A diferencia de la olla a presión, que somete a los alimentos a unas temperaturas altísimas y consigue hacer en poco tiempo, lo que de forma convencional tardaría hasta mas del doble del tiempo de cocción. La olla de cocción lenta es todo lo contrario, los alimentos se hacen casi a temperaturas que apenas alcanzan el punto de ebullición y durante varias horas, de esta forma se consiguen guisos muy suaves y tiernos y una gran concentración de sabores.

Si no dispones de una olla de cocción lenta, se trata simplemente de bajar el fuego al mínimo y dejar cocer muy suavemente, también puedes poner una placa entre la cacerola y el fuego, si tu cocina es de gas o si como casi todas hoy en día es una placa vitro cerámica, poner el temperatura al mínimo.

Animo pues y que disfrutéis de esta deliciosa receta muy apropiada para estos días de frío.

No hace falta decir que acompañado de arroz o de pasta, se trata de un plato único, con una ensalada verde al mismo tiempo para “aclarar el panorama” entre bocado y bocado…

 

OSSOBUCO A LA ITALIANA

Preparación: 30 min.

Cocción: 2 h.

Dificultad: fácil

Imagen 437

Ossobuco a la italiana-Cocinar con Milagros Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación : Milagros Balta Copyright: Revista MIA

Ingredientes:

12 trozos de ossobuco

250 gr. de harina

1 dl. de aceite de oliva

1 cebolla grande, picada

2 dientes de ajo, machacados

1 zanahoria grande en rodajas

2 dl. de vino blanco

2 dl. de caldo de carne

1 lata 440 gr. de tomate triturado

una pizca de azúcar

Gremolata:

1/3 de taza de hojitas de perejil

1 diente de ajo, picado

2 cucharaditas de ralladura de limón

Preparación:

 

Sazone la carne con sal y pimienta y pásela por harina.

Caliente el aceite en una cazuela grande y fría los trozos de ossobuco enharinados.

Apártelos.

En el mismo aceite, rehogue la cebolla y el ajo, agregue las zanahorias cortadas en rodajas, deje que se caramelice la zanahoria y la cebolla esté ligeramente dorada, desglase con el vino, agregue el tomate triturado y una cucharadita de azúcar,  deje que se reduzca a la mitad y agregue el caldo.

Disponga la carne sobre la salsa  y deje cocer a fuego muy bajo hasta que la carne casi se desprenda del hueso, de 1 ½ a 2 h.

Para hacer la gremolata:

Pique muy fino el perejil y mézclelo con el ajo y la ralladura de limón, muy picados.

En el momento de servir, espolvoree sobre el ossobuco.