BUÑUELOS CON CREMA INGLESA AL ROMERO

Para el fin de semana algo dulce!

Os propongo estos  buñuelos con una crema inglesa al romero, que también pueden ser natillas.

Veréis que mezcla de sabores!

Muchas de nosotras los Domingos tenemos a la familia en casa y este es un postre que puedes tener hecho con antelación y darle los “toques” finales a última hora. Si estas en el campo y tienes romero fresco a mano, en esta época del año da gusto ver el romero creciendo por todas partes con ese olor y ese sabor tan característicos!;  te sugiero que presentes el postre como lo ves en la foto, si sois pocos también puedes comprar romero fresco en sobres en casi todos los supermercados y grandes superficies. 

Si no también puedes usar una brocheta o dejar caer los buñuelos sobre la crema.

Adelante pues, con esta receta tan sugestiva para este fin de semana.

Besos y que os divertaís cocinando!

BUÑUELOS CON CREMA INGLESA AL ROMERO

Foto: Fernando Ramajo Estilismo y realización: Milagros Balta Copyright: Revista MIA

Foto: Fernando Ramajo
Estilismo y realización: Milagros Balta
Copyright: Revista MIA

 

Para 4 personas:

Crema inglesa al romero

Ingredientes:

200 ml. de leche

2 ramas de romero

2 yemas de huevo

2 c.s. de azúcar

 

Preparación:

Batir las yemas con el azúcar.

Poner la leche a hervir junto con el romero y cuando hierva, apagar el fuego y dejar infusionar 10 minutos, retirar la ramita de romero;  añadir en forma de hilo sobre las yemas batidas, para que no se nos corten, removiendo con varillas.

Volver a verter todo en el cazo y poner a fuego suave removiendo hasta que espese.

Colar y dejar enfriar en la nevera.

Servir acompañada de los buñuelos.

Ingredientes para los buñuelos:

250 ml. de leche

2 ramitas de romero

2 huevos

150 gr. de harina

4 c.s. de azúcar

8 gr. de Royal

30 gr. de mantequilla

un punado de flores de romero (opcional)

azúcar para rebozar

Preparación:

Calentar la leche, con el azúcar,la mantequilla y la ramita de romero;cuando esté a punto de ebullición, apartar del fuego, tapar y dejar infusionar unos 15 minutos, retirar el romero.

Volver a poner en el cazo en el fuego  y echar la harina mezclada con la levadura del golpe, remover con cuchara de madera hasta que se forme una bola y se despegue del fondo y las paredes del cazo. Retirar del fuego.

Añadir los huevos, unos por uno, batiendo.

Tapar y dejar reposar en la nevera unos 30 minutos.

Añadir las flores (opcional) y mezclar.

Poner a calentar a fuego medio-alto, abundante aceite en una sarten y cuando esté caliente, iremos poniendo la masa con una cuchara, intentando que nos queden en forma de bolitas, ya que esto nos ayudará a que ellos solos se den la vuelta cuando estén dorados por un lado.

Es conveniente no poner  demasiados juntos para que no se peguen.

Un vez dorados, los colocamos en un plato cubierto con papel absorbente y después los rebozamos con azúcar.

 

La Crema inglesa no lleva ningún espesante, por lo que es mas delicada y se puede “cortar”, no dejes que la temperatura suba mas de 60º, y remueve constantemente.

Si prefieres no arriesgarte, puedes hacer unas natillas y agregar 1 c.de té de Maicena a la mezcla de yemas, en este caso la mezcla debe de hervir para que espese y se quite el sabor de harina cruda. 

220px-Rosmarinus_officinalis_0003

Romero en flor

…sobre el romero…

El romero es un arbusto aromático, leñoso, de hojas perennes, muy ramificado y ocasionalmente achaparrado y que puede llegar a medir 2 metros de altura. Los tallos jóvenes están cubiertos de borra -que desaparece al crecer- y tallos añosos de color rojizo y con la corteza resquebrajada.

Las hojas pequeñas y muy abundantes, presentan forma lineal. Son opuestas, sésiles, enteras, con los bordes hacia abajo y de un color verde oscuro, mientras que por el envés presentan un color blanquecino y están cubiertas de vellosidad. En la zona de unión de la hoja con el tallo nacen los ramilletes floríferos.

Las flores son de unos 5 mm de largo. Tienen la corola bilabiada de una sola pieza. El color es azul violeta pálido, rosa o blanco, con cáliz verde o algo rojizo, también bilabiado y acampanado. Son flores axilares, muy aromáticas y melíferas; se localizan en la cima de las ramas, tienen dos estambres encorvados soldados a la corola y con un pequeño diente.

El fruto, encerrado en el fondo del cáliz, está formado por cuatro núculas de 1,5-3 por 1-2 mm, ovoides, aplanadas, color castaño claro con una mancha clara en la zona de inserción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s