DÁMELO CON QUESO…

Me viene a la memoria la película de Robinson Crusoe, cuando naufraga y se encuentra con el personaje que lleva perdido, solo y totalmente  asilvestrado; al que bautiza con el nombre de “Jueves” y que se convierte en su única compañía durante el tiempo que dura su estancia en la Isla.

Con el paso del tiempo llegan a ser grandes amigos y recuerdo muy bien que Robinson le pregunta, que es lo que mas echa de menos de la civilización y “Jueves” le responde …comer un trozo de queso…

Afortunadamente no estamos en la misma situación que “Jueves” y tenemos a nuestra disposición gran variedad de quesos; cremosos, frescos, curados, azules…

Solos o acompañados de pan están deliciosos, pero si se les saca partido como ingrediente tienen infinitas aplicaciones en la cocina.

En esta ocasión os doy varias recetas con  diferentes variedades de queso, preparado de muy distintas formas para que le saquéis el mejor partido. 

RAVIOLIS DE BRIE CON SALSA DE ROQUEFORT

Preparación: 30′

Cocción: 10′

Dificultad: media

Para 4 personas

Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: Milagros Balta Copyright Revista MIA

Foto: Fernando Ramajo
Estilismo y preparación: Milagros Balta
Copyright Revista MIA

Ingredientes:

32 cuadrados de pasta de raviolis chinos

250 gr. de queso brie

1 yema de huevo

Unas ramita de perejil

Sal y pimienta

Aceite de oliva para freír

Para la salsa:

50 gr. de queso Roquefort

2 dl. de nata

Pimienta

Preparación:

Meta en el frigorífico el queso brie durante 2 horas.

Lave le perejíl, retire los tallos y seque bien las hojas, fríalas en el aceite caliente durante unos segundos, por tandas, teniendo cuidado de que no se quemen.

Resérvelas sobre papel absorbente.

Quite la corteza del queso y trocéelo, póngalo en una cazuela a baño de María, remueva para que se  derrita, (a fuego muy bajo).

Cuando esté disuelto, agregue la yema y las hojas de perejil fritas, mezcle.

Retire y deje templar.

Extienda dos hojas de plástico de cocina sobre la mesa de trabajo, divida en dos el preparado y repártalo sobre las hojas de plástico, envuelva como si fueran salchichas y deje enfriar del todo.

Corte después 16 rodajas de 1 cm. de espesor y dispóngalas en el centro de 16 cuadrados de pasta, humedezca los bordes con un poco de agua y cubra con otros cuadrados de pasta, presionando los bordes para encerrar bien el relleno.

La salsa:

Lleve la nata a ebullición y añada el roquefort desmenuzado y una pizca de pimienta recién molida, reserve al calor en un baño María.

Cueza los raviolis en abundante agua salada hirviendo, escúrralos con cuidado,  y repártalos en 4 platos hondos.

Bañe con la salsa y sirva enseguida.

Si no dispones de queso Roquefort o quieres abaratar los costes de este plato, puedes reemplazarlo por un queso azúl

GALLETAS DE QUESO IDIAZABAL CON CONFITURA DE TOMATE

Preparación: 10′

Cocción: 4′

Dificultad: fácil

Para 4 personas

Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: Milagros Balta Copyright Revista MIA

Foto: Fernando Ramajo
Estilismo y preparación: Milagros Balta
Copyright Revista MIA

Ingredientes:

280 gr. de queso Idiazábal

2 cucharadas de Maicena

Confitura de tomate

Pimienta negra

Preparación:

Meta el queso en el frigorífico dos o tres horas de antelación.

Precaliente el horno a 180º.

Retire la corteza del queso y rállelo por la parte mas ancha del rallador, procurando obtener largos filamentos.

Échelos en una ensaladera, espolvoree la Maicena a través de un colador, sazone con pimienta recién molida y mezcle.

Forre la bandeja del horno con papel vegetal y deposite cucharadas de esta mezcla, extiéndalas con el dorso de una cuchara dejando un espacio de 3 cms. entre cada una de ellas.

Meta en el horno y cueza a 180º durante 4 minutos, hasta que el queso se dore, retire del horno y deje enfriar.

Sirva estas galletas con la confitura de tomate, como aperitivo.

Se conservan muy bien y se las guarda en un recipiente hermético.

Para hacer estas galletas, he utilizado queso Idiazabal, que con su característico sabor ahumado aportan a esta receta un toque especial.

Si no dispones de queso Idiazábal, puedes reemplazarlo por manchego u cualquier otro queso curado de tu elección (Parmesano, Gruyere, Emmental…).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s