JUDIAS BLANCAS CON BUTIFARRA

Es curioso ver como la misma palabra tiene diferentes significados en España y en Sudamérica.

La butifarra, por ejemplo, en España; es un embutido fresco, compuesto de carne picada de cerdo, condimentada con sal, pimienta y otras especias; originario de Cataluña, pero del también se pueden encontrar diferentes variedades en Aragon, Islas Baleares, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía Oriental. 

En Perú se llama butifarra, a un bocadillo de pan con carne de cerdo adobada y asada,( que se conoce como jamón del país), y cebollas. Os daré la receta porque realmente se trata de un “bocata”, digno de los paladares mas exigentes. En Perú, se puede encontrar así como  en los puestos callejeros hasta en los mas elegantes salones y confiterias.

En Colombia, en la Costa Caribe, también se consume un tipo de butifarra oriunda de la población de Soledad, muy difundida en la gastronomía regional.

En El Salvador (Cojutepeque), Mexico (Toluca y Chiapas), Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay; también se pueden encontrar variedades locales de butifarras

La misma palabra para cosas muy diferentes!.

En esta ocasión y como estamos en “platos de cuchara”, os doy la receta de éste potaje de judías blancas con butifarra catalana, al que he añadido un “toque” francés con la mantequilla a las finas hierbas (maître d’hôtel), y un poco de nata espesa, que le da un sabor y una suntuosidad especial a la salsa.

JUDIAS BLANCAS CON BUTIFARRA

Preparación: 25′

Cocción: 1 h. 30 min

Dificultad: fácil

Para 4 personas

Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: Milagros Balta Copyright Revista MIA

Foto: Fernando Ramajo
Estilismo y preparación: Milagros Balta
Copyright Revista MIA

Ingredientes:

375 gr. de judías blancas

1 cebolla pequeña cortada en dados

1 zanahoria pequeña cortada en dados

1 tallo de apio pequeño, cortado en dados

una ramita de tomillo fresco

1 ramita de romero fresco

1 cucharadita de granos de pimienta

4 butifarras frescas

60 ml. de nata espesa

perejil fresco, picado

aceite de oliva

Para la mantequilla de hierbas:

1 diente de ajo, machacado

1 c.s. de perejil picado

1 c.c. de hojitas frescas de romero

1 c.c. de hojitas frescas de tomillo

120 gr. de mantequilla reblandecida

Preparación:

Disponga las judías y las verduras en una cazuela grande refractaria, junto con las ramitas de romero y tomillo, envuelva los granos de pimienta en un trozo de muselina y añada la bolsita al recipiente. Cubra con 1.5 l. de agua fría, ponga la cazuela al fuego y lleve a ebullición, luego reduzca el calor y deje cocer a fuego lento durante 55 minutos.

Precaliente el horno a 180º.

Dore las butifarras en una sartén con una pizca de aceite, córtelas en diagonal en 4 trozos e incorpórelas a las judías cuando haya terminado su tiempo de cocción, si no queda suficiente líquido para cubrir las judías, añada mas agua.

Tape la cazuela y déjela cocer en el horno durante 30 minutos hasta que las judías estén tiernas.

Para preparar la mantequilla a las hierbas, machaque en el mortero o pase por el robot el ajo, el perejil, el romero, el tomillo y la mantequilla hasta obtener una pasta suave, condimente al gusto con sal y pimienta, forme un rulo, envuélvalo en plástico de cocina y reserve en la nevera.

Retire las salchichas y resérvelas.

Extraiga la bolsita con los granos de pimienta y las ramitas de hierbas y deséchelas.

Añada un trozo de la mantequilla de hierbas y la nata al estofado, sazone a su gusto.

Disponga las salchichas encima de las judías y espolvoree con el perejil fresco, picado, antes de servir.

4 pensamientos en “JUDIAS BLANCAS CON BUTIFARRA

  1. Hola Mila,
    Hoy el comentario va de lingüística:
    Respecto a tus precisiones en cuanto al distinto significado de la misma palabra, yo suelo decir que, “a veces, nos separa un idioma común”.
    Bueno, aunque esta circunstancia se da algunas veces, lo cierto es que es un gustazo compartir el uso del mismo idioma.
    En cuanto a tu receta, la probaremos!!
    Besos.

    • Tienes razón, Blanca!
      Pero yo diría que nos une un mismo idioma!
      Somos millones en todo el mundo hablando el español que llevaron los Conquistadores en el siglo XVI y que se ha adaptado durante estos siglos a los países donde se habla. Tu que has viajado tanti por esos lares lo habrás podido comprobar.
      Gracias por tus comentarios siempre tan acertados y carinosos, y por seguir el blog!

      • Es un placer, Mila!!
        Y estoy de acuerdo contigo en cuanto a los comentarios acerca del idioma.
        Un beso.

  2. La butifarra peruana es un “bocata”, estupendo!
    Lo principal es hacer el “jamon del país”, que es un roti de cerdo adobado muy condimentado y las salsa ” criolla” de cebollas rojas y un punto de picante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s