CHEESECAKE DE FRUTA DE LA PASIÓN

Un postre para el fin de semana.

Hoy en día, conseguir frutas exóticas en España, concretamente en Madrid, que es desde donde os escribo; ya no es tan complicado. En casi todos los supermercados y grandes superficies, hay un sección de frutas exóticas, lo mismo que en fruterías especializadas.

Para hacer esta receta también podemos recurrir a los socorridos congelados, la pulpa de fruta de la pasión se vende congelada y lista para usar.

Esta es una receta que se hace con anticipación, vamos, que no es para unas prisas…, pero merece la pena si tenemos tiempo este fin de semana podemos entretenernos en hacer primero el “curd”  de fruta de la pasión y al día siguiente terminar la tarta; también podemos hacer el “curd”, por la mañana y terminar la tarta por la tarde.

En todo caso creo que el resultado final, merece la pena.

CHEESECAKE DE FRUTA DE LA PASIÓN

Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: Milagros Balta Copyright: Revista MIA

Foto: Fernando Ramajo
Estilismo y preparación: Milagros Balta
Copyright: Revista MIA

Ingredientes:

Para la base:

100 gr. de galletas tipo Digestive

35 gr. de mantequilla derretida

Para el “curd” de fruta de la pasión:

3 huevos

180 gr. de azúcar

100 gr. de pulpa de fruta de la pasión (maracuyá)

Para el relleno:

500 gr. de queso Filadelfia

3 huevos pequeños o 2 grandes

50 gr. de azúcar

3 c.s. de pulpa de fruta de la pasión, colada ( se pueden guardar las semillas pare decorar )

100 gr. de “curd” de fruta de la pasión

Para el acabado:

100 gr. de “curd” de fruta de la pasión y las semillas (opcional)

Preparación:

El día anterior haremos el “curd” de fruta de la pasión

Para ello, batimos los huevos con el azúcar en un cazo y añadimos la pulpa de la fruta de la pasión, cocer a fuego suave hasta que espese como una crema, removiendo constantemente.

Retirar del fuego, dejar enfriar, cubrir con un plástico de cocina que toque directamente la crema para evitar que se forme una capa .

Reservar en la nevera hasta el día siguiente.

Triturar las galletas de la base y mezclarlas con la mantequilla derretida.

Cubrir bien el fondo de un molde desmontable de 20 cms. De diámetro y presionar con el dorso de una cuchara.

Meter en el horno precalentado a 180º, durante 10 minutos, sacar del horno y bajar la temperatura a 100º.

Mientras tanto hacer el relleno, mezclar en un bol grande los huevos, el azúcar  y el queso y 100 gr. de “curd” que tenemos preparado.

Verter en el molde sobre la base de galletas y hornear durante 1 h. aproximadamente, pasado este tiempo veremos que en el centro estará todavía tembloroso, pero en el borde se verá ligeramente cuajado.

Dejar enfriar totalmente y meter en la nevera toda la noche sin desmoldar.

Al día siguiente desmoldar y cubrir con los 100 gr. restantes de “curd”, decorar con las semillas (opcional) y volver a meter en la nevera hasta el momento de servir.

  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s