Pizza de quesos, peras y nueces

El sabor dulce y crujiente de las peras con el toque picante del queso azul, roquefort o como en este caso,  queso de cabrales;  es una combinación muy acertada.

Muchas veces hago hojas de endivia rellenas de queso roquefort en crema con unas láminas de peras y unas nueces y las sirvo de aperitivo o las preparo mezclando los mismos ingredientes en un bol, para hacer una ensalada.

Un día un de pura casualidad, se me ocurrió mezclar los mismos ingredientes en una base de pizza y el resultado fue genial!

Aquí os dejo la receta que espero probéis este fin de semana!

Hoy en día es fácil encontrar harina especial para pizzas en casi todas las tiendas y supermercados.

Hacer la masa en casa no tiene grandes dificultades, también se pueden comprar bases de pizza congeladas o masa refrigerada lista para usar.

Si disponemos de una thermomix es   casi un juego de niños preparar la masa…

Si prefieres reemplazar la masa de pizza por una masa quebrada de las que venden ya hecha, puedes utilizar los mismos ingredientes y convertir esta pizza en una quiche o tarta salada.

¡No dejéis de hacer esta deliciosa receta, seguro que os gusta!

PIZZA CON CABRALES, PERAS Y NUECES

Preparación: 15′

Cocción: 20′

Dificultad: fácil

Imagen 11857

Pizza con queso de cabrales, peras y nueces-Cocinar con Milagros Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: Milagros Balta Copyright: Revista MIA

Ingredientes:

1 bola de masa de pizza de 200 gr.

30 gr. de nata (3 dl.)

100 gr. de queso para “raclette”

60 gr. de mezcla de quesos rallados (gruyere, emmenthal, cheddar…)

1 pera

100 gr. de queso de cabrales o queso azul, roquefort

50 gr. de nueces peladas

Preparación:

Poner en un bol la mitad del queso de cabrales y la nata, mezclar con una espátula hasta obtener una crema homogénea y reservar.

Pelar la pera y cortarla en láminas.

Estirar la masa, formando la base de la pizza y untarla con la crema de cabrales, espolvorearla con una capa de la mezcla de quesos, repartir por encima las láminas de pera, recubrir con el queso de raclette cortado en láminas y el resto del queso de cabrales.

Meter en el horno 15′ a 200º.

Sacar del horno y repartir las medias nueces por encima, volver a meter en el horno 5′ más.

Servir recién salida del horno.

  • Si prefieres puedes utilizar dos peras en lugar de una.
  • Yo “salteo” las láminas de pera en un poco de mantequilla y las sazono con una vuelta de molinillo de pimienta…

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s