PANETTONE RELLENO

El panettone de origen italiano, es una tradición en Perú, en Navidad.

No hay una casa, por humilde que sea que no tenga un panettone en esas fechas!

Tradición que también se encuentra en  muchos países sudamericanos. 

Llevado sin duda por los inmigrantes italianos a principios de s. XX.

En España se va imponiendo poco a poco y ya es fácil encontrarlo en casi todos los supermercados, tiendas especializadas y grandes superficies.

Por supuesto los hay de todas las calidades y es importante elegir uno que sea bueno.

A mi personalmente, me encanta a la hora del desayuno, cortado en lonchas y tostado, con mantequilla y mermelada…

Lo he preparado también de postre en Navidad, relleno  de helado y cubierto de chocolate caliente ¡buenisimo!.

LLevarlo de regalo tampoco es una mala opción, se puede rellenar con dulce como en este caso o con algún ingrediente salado.

Queda muy bien untado con mantequilla y relleno  de jamón de York y huevo hilado, con paté, queso… o lo que quieras o tengas a mano en ese momento.

Aqui os lo presento como yo lo regalé, metido dentro de una “jaula”, candelabro, que encontré en Beter & Best.

Espero que os guste la idea de “comida para regalar”,  y mañana mas!!!

PANETTONE RELLENO

 

Imagen 3674

Foto: Fernando Ramajo  Estilismo y preparación: Milagros Balta- Cocinar con Milagros  Copyright: Revista MIA

Ingredientes: 

1 panettone

1 terrina de queso Filadelfia

1 tarro de confitura de frambuesas o fresas

Preparación:

Con un cuchillo de sierra, cortar la parte alta del panettone, retirarla.

Pasar el cuchillo alrededor del interior del panettone dejando un margen de 1 cm alrededor.

Meter el cuchillo por la parte inferior del panettone y cortar el fondo desplazando el cuchillo primero hacia un lado y después hacia el otro, sin desprender la tapa.

Retirar el interior de panettone, que saldrá entero.

Cortar la miga en lonchas.

Untar las lonchas con queso y mermelada, taparlas formando unos emparedados redondos, cortar cada emparedado en 4 y volver a rellenar la cáscara de panettone con los emparedados.

Servir a la hora del café.

 

 

 

 

CHEESECAKE MARMOLEADO

¡Para chuparse los dedos!

Cheesecake de chocolate de dos colores y sabores, con una base de galletas Oreo…

Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: Milagros Balta Copyright: revista MIA

Foto: Fernando Ramajo
Estilismo y preparación: Milagros Balta
Copyright: Revista MIA

CHEESECAKE MARMOLEADO

Ingredientes:

Para la masa:

260 gr. de galletas oreo

150 gr. de mantequilla sin sal

115 gr. de azúcar

Para el relleno:

4 paquetes de 250 gr. de queso Filadelfia

350 gr. de azúcar

100 gr. de mantequilla

5 huevos

2 cucharadas de Maicena

4 dl. de leche

150 gr. de chocolate negro

Preparación:

Forrar el fondo de un molde desmontable con papel de aluminio antes de cerrarlo

 Preparación de la base:

Moler las galletas Oreo en el robot.

Derretir la mantequilla y mezclarla con las galletas molidas y el azúcar.

Verter la mezcla en el molde extender y alisar la superficie con el dorso de una cuchara.

Cocer en el horno durante 10’ a 180º.

Enfriar.

Bajar el horno a 150º.

Preparación del relleno:

En el robot, batir el queso Filadelfia con el azúcar, añadir la mantequilla a temperatura ambiente, los huevos y la Maicena.

Agregar la nata, ligeramente templada.

Separar media taza de esta crema y reservar.

El resto, verterlo en el molde sobre las galletas ya horneadas.

Derretir el chocolate y mezclarlo con la media taza de la mezcla que se reservó.

Agregar la mezcla de chocolate sobre la crema y con un palillo, remover para marmolear.

Forrar el exterior del molde con papel de aluminio, si es posible doble y llevar al horno a baño de María 2 h. a 150º. (horno bajo)

Retirar  el molde del horno, colocar en una rejilla y dejar enfriar retirando la tapa de papel de aluminio.

Refrigerar toda la noche o al menos 6 horas antes de desmoldarlo.

Cerezas

Ya tenemos nuestra querida cereza reinando en todas las estanterías de los supermercados, mercados, fruterías y mercadillos!

A mi me dan felicidad, tienen algo que recuerda la infancia, a las vacaciones, al buen tiempo…¡ y están tan buenas!

Tal cual son una delicia, casi un caramelo; pero también dan mucho juego en la cocina, tanto para preparar platos dulces como salados.

El pato con salsa de cerezas es un plato que no deja indiferente a nadie, una simple pechuga de pavo asada con salsa de cerezas, se convierte en un plato de alta cocina.

Se pueden utilizar para hacer mermeladas para servir con patés, con quesos…

Y en repostería también son muy versátiles, como ingrediente para preparar  tartas, pies, clafoutis…

En este caso so doy una idea nueva, un tiramisú…!

Espero que os guste y ya sabéis…al corazón por el estómago!

TIRAMISU DE CEREZAS

Preparación. 45 min

Cocción: 3 min.

Dificultad: media

Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: Milagros Balta Copyright: Revista MIA

Foto: Fernando Ramajo
Estilismo y preparación: Milagros Balta
Copyright: Revista MIA

Ingredientes:

500 gr. de cerezas

125 gr. de azúcar

1 dl. de kirsch o licor de cerezas

20 bizcochos de soletilla

250 gr. de queso mascarpone

3 yemas + 3 claras

125 gr. de azúcar

Preparación:

Deshuesar las cerezas, separando algunas para la decoración.

Se pueden deshuesar con el deshuesador de aceitunas.

Ponerlas en un bol con el azúcar y el aguardiente y dejarlas macerar al menos 1 hora para que suelten el líquido, pasar a una cacerola amplia y ponerla al fuego unos 3 minutos, removiendo hasta que las cerezas comiencen a ablandarse pero queden enteras.

Colarlas y reservar el líquido.

Picar la mitad.

Batir las yemas con la mitad del azúcar hasta que se pongan blancas.

Aparte montar las claras con el resto del azúcar.

Mezclar el queso primero con las yemas, incorporando bien y luego con las claras, suavemente hasta que quede cremoso y bien mezclado. Agregue las cerezas picadas y remueva suavemente.

Empape los bizcochos con el líquido de cocer las cerezas, dispóngalos en el molde o en las copas donde lo vaya a servir, coloque encima una capa de cerezas, recubra con parte de la mezcla de queso, cubra con otra capa de bizcochos embebidos en almíbar de cerezas, otra capa de cerezas y finalmente recubra con más crema. Reserve en la nevera.

Espolvoree con cerezas en polvo, canelacacao.

Sirva.

Pie con krispies y chocolate blanco

Hola amig@s!

Estamos acostumbrados ha hacer la base de las tartas con diferentes clases de galletas, en esta ocasión os propongo una base con krispies de arroz, unos frutos secos picados y chocolate blanco derretido ¡veréis que diferente queda!. como relleno una mousse de chocolate blanco y fresas y para terminar nata montada ¿hay alguien que se resista?

Espero que os guste esta receta dulce para empezar la semana! 

PIE CON KRISPIES Y CHOCOLATE BLANCO

Preparación

Cocción:

Dificultad: media

Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: Milagros Balta Copyright: Revista MIA

Foto: Fernando Ramajo
Estilismo y preparación: Milagros Balta
Copyright: Revista MIA

Ingredientes:

Para la costra:

2 ½ tazas de cereales krispies de arroz

120 gr. de avellanas, almendras o nueces de macadamia

112 gr. de chocolate blanco

¾ k. de fresas

Para el relleno:

5 hojas de gelatina remojadas en agua fría y derretidas

½ dl de Frangelico (licor)

2 dl. de leche evaporada

400 gr. de chocolate blanco

2 cucharaditas de esencia de vainilla

3 dl. de nata

Preparación:

Engrasar con mantequilla un molde desmontable de 23 cms. de diámetro

En el robot, procesar los krispies con las avellanas.

Aparte derretir el chocolate blanco, troceado, mezclarlos con los cereales triturados con las avellanas, disponerlo en la base del molde y presionar. Refrigerar.

Retirar el molde de la nevera.

 Preparación del relleno:

 Remojar la gelatina en agua fría, escurrirla y derretirla en el microondas con el licor.

Aparte, calentar la leche, retirar del fuego e incorporar el chocolate blanco para que se derrita.

Agregar la gelatina y la vainilla.

Dejar enfriar.

Batir la nata hasta montar.

Mezclar la nata con la mezcla de chocolate fría.

 Disponer medias fresas alrededor del molde y rellenar el fondo con el resto de las fresas, reservando algunas para la decoración.

Cubrir con la crema del relleno y meter en la nevera hasta que cuaje.

Montar la nata, ponerla en la manga pastelera, decorar la tarta con la nata y las fresas reservadas y guardar en la nevera hasta el momento de servir.

Eclair de moka

Una receta para pecar!

Se pueden hacer grandes y servirlos como postre, bañados con una salsa de chocolate…! 

En lugar de glasearlos con fondant de café se pueden bañar con caramelo…

Se pueden hacer pequeñitos como para cocktail..

Pero siempre, siempre serán irresistibles!!!

ECLAIR DE MOKA

Preparación: 30′

Cocción: 20′

Dificultad: media

Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: Milagros Balta Copyright: Revista MIA

Foto: Fernando Ramajo
Estilismo y preparación: Milagros Balta
Copyright: Revista MIA

Ingredientes/ para 6 personas

Para la pasta choux: 

125 gr. de harina

65 gr. de mantequilla

4 huevos

una pizca de sal

2 dl. de agua

Para de la crema pastelera:

50 cl. de leche

50 gr. de maicena

1 c.s. de esencia de café o café soluble

150 gr. de azúcar

5 yemas de huevo

Para el glaseado:

250 gr. de fondant en bote

1 c.s. de esencia de café

Preparación:

Para hacer la pasta choux (lionesas):

Ponga el agua a hervir, junto con el azúcar, la pizca de sal y la mantequilla, en una cacerola, cuando hierva, retire del fuego.

Vierta la harina de una sola vez y mezcla hasta que se forme una bola que se despegue de las paredes de la cacerola.

Agregue los 4 huevos de uno en uno, batiendo enérgicamente.

Deje reposar unos minutos.

Ponga la mezcla en una manga pastelera.

Sobre la placa del horno forrada con papel vegetal o sobre un silpat, forme bandas de 8 cms. de largo por 3 cms de grosor, unte la superficie con huevo batido y meta en el horno precalentado a 180º,  20 minutos, hasta que se inflen y se doren ligeramente por la parte de arriba.

Mientras tanto, prepare la crema pastelera:

Ponga a hervir la leche.

En un bol, mezcle las yemas, el azúcar y la maicena.

Vierta sobre la leche hirviendo, remueva para que se mezcle bien, baje el fuego y agregue el café (esencia o café soluble disuelto), remueva sin parar hasta que la crema espese.

Saque los eclairs del horno y ábralos con un cuchillo afilado, retire parte de la masa que haya podido quedar cruda.

Deje enfriar.

Ponga la crema pastelera en un manga de repostería y rellene los eclairs.

Reserve.

Caliente el fondant con la esencia de café o café soluble disuelto y deje cocer a fuego muy suave unos 10 minutos.

Finalmente glasee los eclairs con el fondant y reserve en la nevera hasta que cuajen.

Truco:

Si no dispones de fondant, puedes hacer un falso fondant, mezclando azúcar glass con café disuelto, hasta que quede como para glasear… o si prefieres puedes bañar los eclairs con caramelo.