Arroz caldoso con pulpo y sepia

Un plato rápido, barato y fácil de hacer!

ARROZ CON SEPIA Y PULPO

Preparación: 20 min.

Cocción: 30 min.

Dificultad: media

Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: Milagros Balta Copyright: Revista MIA

Foto: Fernando Ramajo
Estilismo y preparación: Milagros Balta
Copyright: Revista MIA

Ingredientes:

240 gr. de arroz

1 sepia

1 lata de pulpo en aceite

Azafrán

½ pimiento verde

½ cebolla

Para el caldo de pescado:

Espinas y cabeza de pescado

2 zanahorias

½ pimiento verde

½ cebolla

Sal

2 c.s. de aceite de oliva

Preparación:

En una cazuela amplia, pochamos en dos cucharadas de aceite de oliva, la cebolla, el pimiento verde y la zanahoria cortada en rodajas.

Añadimos las espinas y las cabezas de pescado.

Sazonamos y cubrimos con algo más de 1 litro de agua.

Añadimos la sepia lavada y entera y dejamos cocer a fuego medio, 40 minutos.

Sacamos la sepia y la cortamos en trozos más bien pequeños.

A continuación en una paella o sarten  rehogamos la media cebolla picada menuda y el pimiento verde cortado en trozos pequeños, incorporamos unas cuantas hebras de azafrán y el arroz a este sofrito, removemos e incorporamos los trozos de sepia y el pulpo en aceite, escurrido.

Echamos el caldo poco a poco, una cucharada, dejamos que se absorba, removemos, agregamos otra cucharada y así hasta que el arroz esté hecho

Debe quedar “arrisotado”, es decir hecho pero no pasado, ligeramente caldoso y un poco pegajoso.

Boquerones fritos

¡Hola amig@s!

Desde la tierra del pecaito frito, os mando esta receta de boquerones.

Espero que os guste!

BOQUERONES FRITOS

Para 4 personas

Preparación: 15 min.

Cocción: 15 min.

Dificultad: fácil

Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: milagros Balta Copyright: Revista MIA

Foto: Fernando Ramajo
Estilismo y preparación: milagros Balta
Copyright: Revista MIA

Ingredientes:

1 k. de boquerones

aceite de oliva para freír

harina de garbanzos

sal

limon

Preparación:

Lavar y limpiar bien los boquerones, bajo el chorro de agua fría.

Secarlos.

Sazonarlos con sal.

Calentar abundante aceite de oliva para freír.

Pasar los boquerones por harina de garbanzos y ponerlos en un colador, sacudir el exceso da harina.

Freírlos por tandas hasta que doren, retirarlos con una espumadera e irlos colocando sobre papel absorbente.

Servirlos inmediatamente con unos gajos de limón.

Nota:

La fritura malagueña, debe servirse recién hecha y utilizar aceite de oliva que por su composición es el  mejor para freír 

Solo el aceite de oliva es capaz de soportar una temperatura de hasta 180ºC sin descomponerse y sin perder sus propiedades. A estas temperaturas, otros aceites se deterioran, perdiendo así sus propiedades.

El resto de los aceites de semillas no fríen tan bien, al no poder alcanzar los 180ºC, sin degradarse. O cuecen los alimentos empapándolos o se queman si se intenta calentarlos mucho. Pero hay además otra ventaja, el aceite de oliva protege los alimentos con una película crujiente que impide que se empapen en grasa. Para otras operaciones como para confitar o sofreir se puede utilizar otro tipo de aceite, al requerir temperaturas más bajas, pero para freir el más adecuado es el de oliva.

Spaguettis de tinta de sepia

Pocos alimentos tan versátiles como la pasta.

Se puede mezclar con casi todos los ingredientes , carne, pollo, pescado, mariscos, verduras…

Las  pastas hechas a base  de trigo duro, fresca o al huevo, son bastante neutras de sabor, por lo que al mezclarlas con la salsa elegida, adquieren el sabor de esta.

Pero de un tiempo a esta parte, podemos encontrar pasta con distintos sabores y colores, verde con espinacas o  albahaca, roja con tomate tomate o pimientos, oscuras con hongos, integrales…¡que puedo deciros!

Es todo un mundo de imaginación!

En este caso os doy una receta con pasta a la tinta de sepia, como veréis es de un bonito color negro, está preparada con la tinta de este molusco, que le aporta un ligero sabor a mar, por lo que os sugiero prepararla con una salsa de mariscos, para intensificar aún mas el sabor.

Yo la he preparado con almejas frescas, que se conservan hasta dos días en el frigorífico.

Las congeladas pueden durar hasta tres meses y se descongelan dejándolas en la nevera.

El truco para que no tengan arena en su interior, es espolvorearlas con sal gorda y dejarlas reposar durante 30 minutos.

Luego hay que lavarlas en abundante agua fría.

Para cocinar la pasta “al dente”, es primordial utilizar abundante cantidad de agua, 1 l.  por cada 100 gr. de pasta. Cuando esté hirviendo, se añade la pasta y el tiempo de cocción dependerá si la pasta es fresca o seca. 

SPAGUETTIS DE TINTA DE SEPIA CON ALMEJAS

Preparación: 15′

Cocción: 30′

Dificultad: fácil

Para 6 personas

Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: Milagros Balta Copyright: Revista MIA

Foto: Fernando Ramajo
Estilismo y preparación: Milagros Balta
Copyright: Revista MIA

Ingredientes:

30 gr. de ajos pelados y picados

20 gr. de cayenas o guindillas picadas (opcional)

60 gr. de puerros picados

100 gr. de aceite de oliva virgen

400 gr. de almejas

30 gr. de perejil picado

1 dl. de vino blanco

10 ml. de tinta de calamar

320 gr. de spaguettis de tinta de sepia

3 l. de agua hirviendo con sal

pimienta, sal ,eneldo

Preparación:

En una cacerola, saltear los ajos, la guindilla y los puerros con la mitad del aceite de oliva, hasta que los ajos estén ligeramente dorados; agregar las almejas, el perejil y el vino blanco y, con el fuego medio, cocer todos los ingredientes hasta que las almejas se abran y el vino se haya casi evaporado.

Retirar las almejas y reservarla en un plato aparte. Incorporar la tinta a la salsa y remover bien. Reservar.

Cocer los spaguettis en agua hirviendo con sal, unos 5 minutos; escurrirlos y mezclarlos con la salsa. Añadir el resto del aceite de oliva y mezclar bien, salpimentar al gusto.

Repartir la pasta entre los platos y acompañar con las almejas a un lado.

Decorar con unas ramitas de eneldo y servir caliente.

Gambas en tempura con salsa agridulce picante

Probablemente la “tempura” la llevaron a Japón los misioneros jesuitas portugueses y españoles, parece que la palabra es de origen latino, “tempero” en portugués, que significa “condimento” en español.

Los portugueses fundaron la ciudad de Nagasaki en el año 1569 e introdujeron la costumbre de tomar pescados y verdura en los tiempos de vigilia.

Y también la costumbre de freír los alimentos en aceite, ya que en Japón se “salteaba”, no se freía a causa del elevado coste del aceite, pero está claro que los misioneros llevaban buen aceite de oliva entre sus provisiones y así se estableció la costumbre de freír los alimentos, siempre cortados del tamaño de un bocado, para poderlos comer con palillos y ligeramente rebozados en una mezcla de huevo,harina y agua, a la forma de los rebozados andaluces y extremeños. 

A pesar de la expulsión de los misioneros y de todos los extranjeros de Japón, persistió la costumbre y la denominación y se extendió por todo el archipiélago.

Hoy en día la tempura es uno de los platos japoneses mas conocidos en todo el mundo y su secreto radica en la suave y crujiente capa que recubre el alimento, el tamaño,que como os decía antes, siempre debe de ser de un bocado; y la técnica que se usa para freír: abundante aceite, muy caliente y no mas de tres minutos, para que el ingrediente quede tierno, jugoso y crujiente.

Se acompaña con una salsa, generalmente a base de salsa soja y jengibre, eso es lo mas tradicional; pero también se puede acompañar la fritura con innumerables salsas que van desde la salsa agridulce a salsas a base de yogourt, queso o cualquier otro ingrediente que combine bien con los sabores elegidos.  

Aquí os dejo un receta de tempura que espero que os guste y como siempre os digo animaros a prepararla, espero vuestros comentarios!

GAMBAS EN TEMPURA CON SALSA AGRIDULCE PICANTE

Preparación:5 ‘

Cocción: 10′

Dificultad: fácil

Para 4/6 personas

Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: Milagros Balta Copyright: Revista MIA

Foto: Fernando Ramajo
Estilismo y preparación: Milagros Balta
Copyright: Revista MIA

Ingredientes:

1 ½ c. s. de azúcar

2 c.s. de vinagre

2 c.s. de kétchup

1 c. de café de Maicena

1 c.s. de salsa soja

1 cebolleta

guindilla 

250 gr. de gambas gordas o colas de gamba o gambon, congeladas, peladas

Para hacer la salsa:

Mezclar  1 ½ c.s. de azúcar con 2 c.s. de vinagre, 2 c.s. de kétchup, 1 c. de café de Maicena, 2 c.s. de agua, 1 c.s. de salsa soja.

Poner en un cacito y llevar a ebullición hasta que espese.

Agregar cebollino picado o cebolleta, incluida la parte verde. Dar un hervor.

Si le gusta picante, agregar guindilla muy picadita.

Pelar las gambas, reservando la cola.

Retirarle la vena negra con una aguja o con la  punta de un cuchillo.

Preparar la tempura:

Mezclar el huevo con el agua y la harina.

Calentar el aceite y freír las gambas previamente pasadas por la mezcla de tempura.

Reservarlas en papel absorbente.

Servir las gambas acompañadas con la salsa agridulce.

Terrina de merluza y gambas

Latas, congelados, productos de temporada y un poco de imaginación es todo lo que necesitas para preparar platos únicos al mejor precio.

Aquí te doy una idea de una terrina fría de pescado con gambas!

TERRINA FRIA DE MERLUZA Y GAMBAS

Preparación: 10′

Cocción: 1 h.

Dificultad: fácil

Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación: milagros Balta Copyright: Revista MIA

Foto: Fernando Ramajo
Estilismo y preparación: milagros Balta
Copyright: Revista MIA

Ingredientes:

600 gr. de filetes de merluza sin piel

200 gr. de colas de gamba

2.5 dl. de nata líquida

2.5 dl. de tomate frito

5 huevos

sal y pimienta

Preparación:

Cocer el pescado al vapor, 15 minutos.

Saltear las colas de gamba en una sartén con un poco de aceite, sazonarlas con sal y pimienta.

Precalentar el horno a 190º y, engrasar un molde de “cake”, forrarlo con papel vegetal.

En el robot de cocina, mezclar la nata con el tomate frito y los huevos.

Picar las gambas y desmenuzar el pescado, agregar al robot y mezclar sin llegar a triturar.

Verter la preparación semi líquida en el molde.

Cocer en el horno 45 minutos, comprobar el punto de cocción introduciendo una aguja que debe de salir limpia.

Dejar enfriar en el molde, desmoldar y servir acompañado de una ensalada verde y de un poco de mayonesa o si prefieres con tomate frito.