Ossobuco

El ossobuco, es un plato de origen milanés y es la parte del jarrete de la ternera cortado longitudinalmente en rodajas de unos 3 cms. con el hueso en el medio; lo que explica su nombre en italiano oss0 buco, hueso con hueco…

A mi me encanta el tuétano y lo como al final, como si de un bombón se tratara, sobre un poco de pan y espolvoreado con sal! 

El ossobuco  es un guiso de cocción lenta, la carne se debe desprender del hueso y quedar muy, muy tierna y jugosa.

Generalmente se acompaña con un risotto, a mi me encanta con un risotto al azafrán o con pasta al huevo.

Como en todas mis recetas, no intento ser muy “ortodoxa”, ni fiel a la original, simplemente es mi versión, mi forma de prepararla y eso es lo que comparto con vosotras.

He descubierto la olla de cocción lenta ¡me encanta para este tipo de guisos!

A diferencia de la olla a presión, que somete a los alimentos a unas temperaturas altísimas y consigue hacer en poco tiempo, lo que de forma convencional tardaría hasta mas del doble del tiempo de cocción. La olla de cocción lenta es todo lo contrario, los alimentos se hacen casi a temperaturas que apenas alcanzan el punto de ebullición y durante varias horas, de esta forma se consiguen guisos muy suaves y tiernos y una gran concentración de sabores.

Si no dispones de una olla de cocción lenta, se trata simplemente de bajar el fuego al mínimo y dejar cocer muy suavemente, también puedes poner una placa entre la cacerola y el fuego, si tu cocina es de gas o si como casi todas hoy en día es una placa vitro cerámica, poner el temperatura al mínimo.

Animo pues y que disfrutéis de esta deliciosa receta muy apropiada para estos días de frío.

No hace falta decir que acompañado de arroz o de pasta, se trata de un plato único, con una ensalada verde al mismo tiempo para “aclarar el panorama” entre bocado y bocado…

 

OSSOBUCO A LA ITALIANA

Preparación: 30 min.

Cocción: 2 h.

Dificultad: fácil

Imagen 437

Ossobuco a la italiana-Cocinar con Milagros Foto: Fernando Ramajo Estilismo y preparación : Milagros Balta Copyright: Revista MIA

Ingredientes:

12 trozos de ossobuco

250 gr. de harina

1 dl. de aceite de oliva

1 cebolla grande, picada

2 dientes de ajo, machacados

1 zanahoria grande en rodajas

2 dl. de vino blanco

2 dl. de caldo de carne

1 lata 440 gr. de tomate triturado

una pizca de azúcar

Gremolata:

1/3 de taza de hojitas de perejil

1 diente de ajo, picado

2 cucharaditas de ralladura de limón

Preparación:

 

Sazone la carne con sal y pimienta y pásela por harina.

Caliente el aceite en una cazuela grande y fría los trozos de ossobuco enharinados.

Apártelos.

En el mismo aceite, rehogue la cebolla y el ajo, agregue las zanahorias cortadas en rodajas, deje que se caramelice la zanahoria y la cebolla esté ligeramente dorada, desglase con el vino, agregue el tomate triturado y una cucharadita de azúcar,  deje que se reduzca a la mitad y agregue el caldo.

Disponga la carne sobre la salsa  y deje cocer a fuego muy bajo hasta que la carne casi se desprenda del hueso, de 1 ½ a 2 h.

Para hacer la gremolata:

Pique muy fino el perejil y mézclelo con el ajo y la ralladura de limón, muy picados.

En el momento de servir, espolvoree sobre el ossobuco.